Siguenos en..

lunes, 13 de agosto de 2018

El subdelegado del Gobierno Angel Canales se interesa por Alpedroches, en el día grande de la localidad.




El  subdelegado del gobierno en  Guadalajara, Angel Canales, ha visitado Alpedroches el domingo  12 de agosto día de la fiesta patronal,  recibido por  vecinos y  componentes de la  Junta Directiva de la Asociación Comunidad Vecinos de Alpedrches (entrantes y salientes, pues se renovó el 5 de agosto)  ha recorrido las calles y ha visitado la Sede de la Asociación, se ha interesado por la situación del pueblo y los problemas que existen.  La Asociación  le ha informado de los proyectos que tiene previsto realizar y de la situación que sufren los vecinos por la mala y en muchos sitios nula cobertura de móviles y los distintos problemas que el cambio de sistema de suministro de agua ha ocasionado. (falta de presión, roturas de tuberías, falta de agua potable en la fuente principal etc.). Acabada la visita,  Angel Canales,  asistió a la misa y procesión con motivo de las fiestas patronales en honor a la Virgen del Puente.

Gracias a los convenios   entre el Obispado de Sigüenza y las administraciones  para dotar de fondos destinados a conservar estas instalaciones tan importantes para nuestros pueblos, la iglesia parroquial de Alpedroches  ha sido restaurada parcialmente y se han arreglado los tejados. A cargo de las obras ha estado el párroco Miguel Angel Ortega quien ha dedicado mucho tiempo y tesón durante todo el año para que la iglesia estuviera lista para celebrar este año el día de la Virgen del Puente.

La Junta de la Asociación y todos los vecinos, se han mostrado muy satisfechos por el resultado. La iglesia ya deja de considerarse “patrimonio en peligro de extinción”.


El sábado día 11,   también se  ofreció un concierto  a cargo de Jose Antonio Alonso,  uno de los máximos exponentes de nuestra cultura en Guadalajara,  quien actuo de forma altruista. Todos los asistentes quedaron entusiasmados con sus canciones y el párroco Miguel Angel Ortega, le emplazo a que todos los sábados vísperas de las fiestas patronales repitiera su actuación.

Al concierto, asistieron además de los vecinos del pueblo,  muchos vecinos de  varios pueblos cercanos , entre los asistentes también estaban los diputados provinciales de Guadalajara  Charo  Galán y Ramiro Adrián Magro,  así como el Presidente de la Asociación Serranía de Guadalajara,  Fidel Paredes.

A la misa del domingo, asistió el Subdelegado del Gobierno en Guadalajara,  Angel Canales,  el presidente de la Diputación Jose Manuel Latre,  el alcalde de Atienza,  Pedro Loranca y varios diputados provinciales así como  concejales del Ayuntamiento de Atienza.

La Asociación de vecinos en función de sus posibilidades, seguirá colaborando para que la iglesia quede totalmente   restaurada y el pueblo siga vivo.

Sin duda unos días bonitos  para Alpedroches.








Consagración del Templo

Nuestra tierra de silencio un 11 de agosto cantó en Alpedroches. Fue a mediodía. El campo y sus gentes de siempre regresaron a su vieja iglesia, ahora remozada, y la volvieron a consagrar.

El oficiante fue José Antonio Alonso, de Robledo, promotor del Museo del Cordón , voz y memoria de Guadalajara. Su primer rezo fue la nana que aprendió de su madre.

Desde un rincón, la Virgen del Puente, vestidita de blanco, nos dejó cantar a la vida y al amor. Se cantó al partir las colmenas; cantó el cura y la mayordoma; cantó la tabernera, también desde su rincón; cantaron los enamorados, por el mayo claro, por la noche de San Juan. 

Porque si sus hijos cantan, la Tierra agradecida canta. 

Ocurrió en presencia de paisanos y forasteros. Ellos, y dos diputados fueron testigos también de un doble compromiso: 

Por una parte, el párroco, en nombre del obispo, afirmó que la Iglesia-edificio (con su NIF) es propiedad del pueblo de Alpedroches. 

Por otra, el cantautor se comprometió a volver a cantar cada sábado anterior a la fiesta de la Virgen del Puente. 

Alpedroches ya florece.
En tiempos de zanjas, su patrona tiende puentes.

Colaboración para seguir con la reforma.
Cta. ES82 2085 7554 71 03 302915 61.



D. Miguel Angel Ortega,  párroco de Alpedroches, facilita el certificado con los datos de la aportación. 




Jacinto Chicharro Santamera

lunes, 25 de junio de 2018

El retraro de Luisa de Medrano

Jacinto Chicharro Santamera, 23 de junio de 2018, mientras se inaugura en Atienza la biblioteca Luisa de Medrano. 

Me encorbaté para argumentar que tenemos en Atienza el retrato de una catedrática notable. Fueron varios artículos y una conferencia. Destaco, entre los artículos, los publicados en 2014 en los números 65, 66 y 67 de "Atienza de los Juglares". Sigue una referencia de todos: https://www.facebook.com/jacinto.santamera/posts/1714434855260914

Ahora aquí me descamiso para sintetizar todo aquello pero sin rigidez académica.

Luisa López de Medrano de Bravo de Lagunas y Cienfuegos de la familia de los alcaides del castillo de Atienza, fue una mujer culta como tantas otras que se criaron junto a la reina Isabel la Católica.
Tras la derrota de los Comuneros se borraron las huellas de estas mujeres ilustres. La reina Juana (loca?) fue la más machacada. En 1530 el nombre de Luisa de Medrano aún aparece en algún ejemplar que escapó de la quema de la enciclopedia titulada “Cosas memorables de España” que el emperador Carlos V mandó retirar. En las dos siguientes ediciones -en latín y castellano todas- se suprime, entre otros, el nombre de esta "doncella elocuentísima". Todo rastro desapareció después. Solo perduró la fama.

En 1934, durante la II República, Therese Oettel llegó desde Alemania para investigar su historia. En internet, se puede consultar su tesis. Poco nuevo se ha añadido a aquella biografía, excepto que nació en Atienza y no en el castillo de San Gregorio de Soria. Identificar su retrato contribuirá notalmente a su conocimiento.  http://www.cervantesvirtual.com/obra/una-catedratica-en-el-siglo-de-isabel-la-catolicaluisa-lucia-de-medrano/

 Nada sabía yo de la catedrática cuando, ya de niño, me sentía interpelado por una Mujer de Rojo que se contorsiona para mirarte. La sentía más viva, más real que cualquier otra persona pintada. Con el tiempo me fui impregnado de arte y aprendí a intuir que no es lo mismo un retrato tomado del natural que uno copiado de otra pintura. Quien contemple serenamente la tabla "Sibilas de Atienza" sentirá que una de las tres tiene como un aire propio… vamos, que es un retrato.