Siguenos en..

lunes, 13 de agosto de 2018

Consagración del Templo

Nuestra tierra de silencio un 11 de agosto cantó en Alpedroches. Fue a mediodía. El campo y sus gentes de siempre regresaron a su vieja iglesia, ahora remozada, y la volvieron a consagrar.

El oficiante fue José Antonio Alonso, de Robledo, promotor del Museo del Cordón , voz y memoria de Guadalajara. Su primer rezo fue la nana que aprendió de su madre.

Desde un rincón, la Virgen del Puente, vestidita de blanco, nos dejó cantar a la vida y al amor. Se cantó al partir las colmenas; cantó el cura y la mayordoma; cantó la tabernera, también desde su rincón; cantaron los enamorados, por el mayo claro, por la noche de San Juan. 

Porque si sus hijos cantan, la Tierra agradecida canta. 

Ocurrió en presencia de paisanos y forasteros. Ellos, y dos diputados fueron testigos también de un doble compromiso: 

Por una parte, el párroco, en nombre del obispo, afirmó que la Iglesia-edificio (con su NIF) es propiedad del pueblo de Alpedroches. 

Por otra, el cantautor se comprometió a volver a cantar cada sábado anterior a la fiesta de la Virgen del Puente. 

Alpedroches ya florece.
En tiempos de zanjas, su patrona tiende puentes. 




Jacinto Chicharro Santamera

No hay comentarios: